Entrevista de Javier Sanz para Muypymes

 In Todas

Másters para Emprendedores: ¿Merecen la pena?

¿Se puede aprender a emprender? Durante muchos años sólo una carrera universitaria como LADE y los MBA de las escuelas de negocio, ofrecían a los profesionales un marco en el que adquirir los conocimientos necesarios para poner en marcha su iniciativa empresarial.
El problema es que ni la Universidad ni las escuelas de negocio ponían el foco en el emprendedor. Las primeras, porque su objetivo era la formación del estudiante y su integración en la empresa. Las segundas porque sus programas formativos solían estar dirigido a directivos de grandes empresas, moviéndose en el terreno de la gran economía.
Sin embargo, algo está cambiando. Tanto desde la Universidad como desde algunas instituciones privadas, se están empezando a ofertar másters que ponen el foco en el emprendedor. Programas formativos que inciden en las áreas que más preocupan al pequeño empresario: la idea de negocio, la financiación, el desarrollo de nuevas habilidades y competencias, el networking, etc.

Javier Sanz dirige el “Master Business Entrepreneurship” de la Universidad Complutense de Madrid. Nos cuenta que programas como el que dirige ponen de relieve que hasta ahora “el gran error ha sido pensar que la pyme era una versión en pequeño de las grandes empresas. Se creía que si se trabajaba muy duro con todos los datos de ventas y se seguía el plan de forma rigurosa, por arte de magia la empresa comenzaría a crecer. Lógicamente ningún plan de empresa aguantaba el primer contacto con el cliente real”.
La falta de orientación hacia el emprendedor, resultaba patente incluso dentro de la universidad. Tal y como nos explica Sanz, hay estudios que demuestran “cómo estudiantes de administración de empresas de diversas universidades españolas presentan una mayor intención emprendedora en los primeros cursos que aquellos que están en su último año de carrera”, lo cual hace absolutamente necesario el planteamiento de este tipo de formación.
En este sentido, en el máster de la Complutense no sólo se apuesta a porque los alumnos tengan un “contacto real con sus clientes desde el primer día”, sino también por el desarrollo de habilidades como la creatividad, capacidad de innovación, tolerancia al riesgo y toma de decisiones con un alto grado de incertidumbre. ”Nuestros programas van mas orientados a facilitar que cada participante descubra y diseñe su modelo de negocio personal acorde a sus habilidades, pasiones y personalidad equilibrando intereses económicos, sociales y personales” recalca Sanz.
En cuanto a la figura del emprendedor, asegura que “un autónomo o una pyme que a día de hoy mantienen vivo su negocio, es un auténtico emprendedor. Por otro lado, se distingue al emprendedor por su capacidad de innovación para entrar en un negocio y producir cambios relevantes en algunas o en la mayoría de las áreas del negocio”.

Puedes ver la noticia completa aquí

Recent Posts
Cuentanos

Vaya! Ahora estamos fuera. Dejanos tu pregunta y te respondemos lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt