David Gonzalez en el Master Emprendedores UCM

 In Emprendimiento, News

David Gonzalez en el Master Emprendedores UCM

David Gonzalez en el Master Emprendedores UCM

David Gonzalez en el Master Emprendedores UCM

Creo que todo comenzó desde niño, solía cuestionar mucho las cosas. Era un dolor de cabeza con el ¿Por qué? y ¿Para qué?. Imaginen el niño más pesado y contestón que conozcan, bueno agreguen 3 niveles más y allí estoy yo.

Pobre de mis padres y mi familia tener que soportar todas mis preguntas y cuestionamientos. Fui un rebelde reprimido, si es posible llamarlo de esa manera. Durante mi niñez, a pesar de estar en constante evaluación de las normas, entendía la importancia del orden y las reglas. Al final era un integrante más dentro de una familia compuesta por 5 hermanos. Cada uno con un mundo particular y un comportamiento creativo que mantenía a mis padres en alerta de terrorismo las 24 horas del día. Por lo que fui un buen rebelde, por así decirlo.

En mi opinión, todo emprendedor comienza con un espíritu rebelde a cuestionar las cosas, a realizar las cosas tomando caminos diferentes. Contrario a lo que pudiesen estar pensando, fui muy obediente a la estructura y la educación de mi familia por mucho tiempo hasta que un día luego de una pequeña discusión con mi padre me propongo ese reto a toda voz de buscar mi independencia económica. Díganme, si no les suena algo conocido este pensamiento. Es ese día, cuando ocurre un giro en mi vida y decido buscar alguna actividad laboral que me permitiese seguir con mis estudios y explotar mis virtudes y habilidades.

Fue en el 2006, cuando decido tomar todo el dinero que tenía y registrar una compañía con el fin de comercializar productos y servicios informáticos, que es algo que medianamente manejaba de forma tal, que gente pudiese pagar por mi trabajo. Es así como este paso se convierte en mi primera experiencia emprendedora. Si me preguntan, una etapa complicada y llena de interrogantes, pero que me permitió desarrollar muchas habilidades y virtudes. En varias ocasiones difícil de llevar. El método de enseñanza fue por ensayo y error. Gestionar una actividad comercial, sin experiencia, por cuenta propia y estudiar al mismo tiempo no es muy fácil, en ocasiones para ser sincero muy frustrante.

Pero no puedo decir que todo fue malo, en el camino conseguí a muchísima gente que contra todo pronóstico me ayudaba y entendía mi situación. Es aquí cuando aprendo a dialogar con las personas y me doy cuenta que indistintamente que el cliente sea una empresa o un particular, al final el cliente es un humano. El cual te permite explicar, negociar y crear una relación inclusive de amistad

Luego al salir de la Universidad surge la posibilidad de entrar en una empresa para hacer mis prácticas profesionales y el proyecto industrial de mi carrera como Ingeniero. Siguiendo todo los consejos de mí círculo de amistades y familia, decido abandonar mis labores comerciales por cuenta propia y decido emplearme en una empresa de informática trasnacional, con muy buenos beneficios y perspectiva. Allí estuve unos 3 meses con una felicidad plena, el edificio era increíble, mi puesto de trabajo, mis colegas, todo. Era todo un profesional ejemplar, tal como dice el manual de la vida debería ser. Pero a medida que iba pasando el tiempo extrañaba mi estilo de trabajo anterior , ese esfuerzo de hacer crecer mi fuente de empleo y trabajar en un proyecto personal. Así como comenté anteriormente durante mi niñez tenía esa necesidad de ir a mi ritmo y marcar los pasos.

Es así como casi 1 año después de haber ingresado y gracias a los problemas económicos de aquellos años, decido dejar la empresa y comenzar de nuevo por mi cuenta. Es aquí cuando surge mi segunda experiencia emprendedora. Una vez más decido volver a mis antiguas andanzas y me pongo a trabajar en el proyecto de crear una empresa propia. Esta vez de una forma más profesional, con mayor seguridad y confianza. En ningún momento menosprecio todo ese tiempo que estuve como empleado, obtuve un gran crecimiento como persona y profesional, además de haber creado muy buenas relaciones y amistades. Me permitió conocer el método de trabajo en una empresa muy bien desarrollada y gestionada.

Obteniendo un desarrollo profesional brutal en todas las áreas que tuve la oportunidad de tocar, tanto en las áreas administrativa, legal, comercial, operaciones , gestión de equipos y clientes.

Al crear una nueva compañía, llego al mercado recargado y con mucha energía. Esto me permitió obtener muy buenos resultados y desarrollar operaciones de forma creciente año a año. Aumentando constantemente los volúmenes de facturación.

David Gonzalez en el Master Emprendedores UCM

Esta experiencia duró unos 7 años, hasta el año pasado (2014) para ser más exacto. Siento que mi actividad profesional no compaginaba, ni daba los resultados esperados. La realidad de mí país (Venezuela) acorralaba cualquier oportunidad de negocio y crecimiento personal. Por lo que delego todas las responsabilidades y tomo la decisión de emprender hacia el viejo continente. Es así, como llego a España sin un proyecto muy claro, pero sí con muchas ganas y una voluntad enorme de ser cada día mejor.

Para lograr esto me inscribo en el Master MBA Emprendedores Business Entrepreneurship UCM de la Universidad Complutense en Madrid. Llevo unas 6 semanas en el curso y creo que ha sido una experiencia reveladora y súper constructiva. Me ha hecho reflexionar sobre lo que significa emprender y todo lo que esto conlleva. Pero como un punto claro y contrario a lo que pensaba, no solo te permite desarrollar tú idea de negocio, sino te da la oportunidad de aprender a desarrollar un sistema de herramientas replicables para todas las ideas de negocios que tengas y que pudieses tener en un futuro. David Gonzalez en el Master Emprendedores UCM.

Recommended Posts
Cuentanos

Vaya! Ahora estamos fuera. Dejanos tu pregunta y te respondemos lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
Master en emprendimientovideos-para-startups